Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2017

Y Lisístrata se hizo carne... ¡Bienvenidos al cabaret!

Imagen
Shakespeare, Lorca, Aristófanes... Hay que reconocerle a Carlos Moure, gran mago hacedor del proyecto que es hoy la compañía teatral Trece Gatos, fundada en 2010, la valentía de elegir siempre, para los montajes que dirige, obras de categoría superior. Seguidores del trabajo de este creador de mundos escénicos y del grupo de actores que lo hacen posible, desde que tuvimos la oportunidad de asistir a dos de sus espectáculos profesionales el pasado verano (de los que dimos cumplida, y elogiosa, cuenta en nuestra bambalina), nos prometimos seguir lo pasos de este grupo, convencidos de que sus producciones son siempre garantía de autenticidad, sensibilidad y goce.
La compañía Trece Gatos tiene su sede en el teatro del Centro Sociocultural Mariano Muñoz (Sala del Mariano), en el madrileño barrio de Almendrales; y hasta él nos acercamos ayer para asistir a su última producción, Lisístrata Cabaret, estrenada el pasado 20 de octubre y que permanecerá en cartel durante todo el mes de noviembr…

Un monólogo entre reinas: Concha Velasco y Juana de Castilla

Imagen
A veces uno asiste a acontecimientos que sabe que su retina y su memoria nunca olvidarán. Entre las paredes de lo que un día fuera antigua iglesia, cuyo carácter sacro parece aún permanecer en el templo del arte que, desde su fundación en 1995, es el Teatro de la Abadía, pude ayer contemplar a toda una diva de la escena, en uno de los papeles más solemnes y dramáticos de su muy extensa y brillante carrera como actriz. En la primera de las dos funciones que anoche debía interpretar, Concha Velasco dejó el alma en la reina Juana de Castilla a que dio vida
Sensación semejante a la vivida por el público que se emocionó con las palabras de estas dos reinas debieron de tener quienes contemplaron a Bárbara y Teodora Lamadrid, o a Matilde Díez, en la escena de nuestro Romanticismo (con el que la obra representada guarda claras concomitancias); o, ya a comienzos del pasado siglo, a María Guerrero o Margarita Xirgu. Las cadencias de un color y un ritmo vocal siempre impecables, con los que l…

Los nuevos Tartufos, o el triunfo de la vileza

Imagen
El fenómeno de las adaptaciones de textos clásicos es casi tan antiguo como la existencia misma del teatro. Las obras de los grandes autores del pasado han seguido reponiéndose en los escenarios durante siglos; la mayor parte de las veces (salvo en los casos de un proteccionismo oficial, surgido en España a mediados del siglo XIX), desde intereses muy alejados del respetuoso conocimiento y conservación museística del patrimonio cultural. El teatro es un arte vivo y una profesión, cuya razón de ser reside en el beneplácito de un público sin el cual este no existiría. De ahí que, desde hace más de trescientos años, autores y directores de compañías teatrales hayan recurrido con frecuencia al montaje de obras del repertorio clásico universal, tanto para enfrentarse al reto de domar creaciones ajenas canonizadas por el tiempo, como para atraer al público con el reclamo de nombres de todos conocidos; pero siempre con la vista puesta en procurar el deleite del respetable que honra con su p…