Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2018

"Aquilana", de Torres Naharro: la necesaria recuperación de nuestro patrimonio teatral

Imagen
Comedia Aquilana es la denominación que el extremeño Bartolomé de Torres Naharro (c. 1485-c. 1530) dio a una de sus obras teatrales, marcadas por su contacto con la Italia de principios del siglo XVI. Allí publicaría, en Nápoles, Propalladia (1517), libro donde se recoge lo más granado de su producción dramática, entre cuyos textos se incluye esta pieza (no se incorporaría hasta la edición de 1524), recuperada ahora para la escena española por Nao d'amores, en coproducción con la Compañía Nacional de Teatro Clásico.

Resulta encomiable el trabajo de esta compañía con sede en Segovia, fundada en 2001 con la intención de rescatar, desde la investigación y la formación permanente, con una finalidad escénica, aquellos textos previos al advenimiento de lo que hoy conocemos como nuestro teatro clásico (básicamente el escrito en el siglo XVII), fundamentales para la gestación de este. Bajo la dirección de Ana Zamora, Nao d'amores ha recorrido ya un largo camino, a lo largo del cual ha…

Rousseau juzgado (y derrotado) por Voltaire en el María Guerrero

Imagen
El telón se alzó anoche en el Teatro María Guerrero una vez más, al viejo uso, para ofrecer al público que abarrotaba la sala la puesta en escena de lo que nos permitimos calificar, sin tapujos y desde las primeras líneas de esta reseña, como una obra maestra. Voltaire / Rouseau. La disputa, texto del actor, director y dramaturgo francés Jean-François Prévand (La Tronche, 1944), estrenado en 1991 en París, traducido por Mauro Armiño para este nuevo montaje dirigido por el incombustible Josep Maria Flotats (Barcelona, 1939), reúne todos los ingredientes de las grandes obras dramáticas de nuestra historia, basadas en la palabra y en la capacidad interpretativa de los actores.
Son solo dos, en este caso, los únicos que intervienen en un texto planteado como una disputa dialéctica entre dos de los referentes filosóficos más importantes del mundo occidental: el ginebrino Jean-Jacques Rosseau (1712-1778), cuyas heterodoxas y extravagantes ideas lo alejan del grupo de enciclopedistas de los…

Ver a Lorca sin verlo o la magia de un dramaturgo multiusos

Imagen
Siempre es un placer acudir al teatro y sorprenderse con el descubrimiento de nuevas propuestas dramáticas, arriesgadas y atractivas, como la que tuvimos la oportunidad de conocer y disfrutar anoche en la sala Nave 73. Una propuesta, además, obra de un director a quien no conocíamos, el israelí Barak Ben-David, cuyo trabajo nos ha parecido, francamente, óptimo. No solo como director, sino también como creador de una adaptación que utiliza, unifica y reinterpreta (¡ahí es nada!) cuatro de los textos teatrales emblemáticos de Federico García Lorca: La casa de Bernarda Alba, Bodas de sangre, Yerma y Doña Rosita la soltera.
Andábamos ya algo cansados de Lorca, tras la racha de estrenos con su nombre que han inundado recientemente nuestros teatros, y el anuncio de un Lo(r)ca, presentado como "tragedia homosexual", nos hacía temer lo peor. No compartimos la utilización de la condición sexual de nuestro poeta granadino para hacer una campaña activista destinada a convertirlo en ic…

De maestros, República, Guerra Civil y otras historias de nuestro pasado... muy presentes

Imagen
No he de callar por más que con el dedo, ya tocando la boca o ya la frente, silencio avises o amenaces miedo.
(Francisco de Quevedo)
Contrariamente a lo que pueda parecer, a juzgar por el tono laudatorio de la mayoría de mis críticas o reseñas, no todo el teatro que veo me gusta. Siempre procuro destacar los mejores aspectos de cada función a la que asisto, eso sí, sabedor del enorme esfuerzo que hay detrás de cada montaje escénico, respetuoso siempre con el trabajo de tantos y, por regla general, abnegados profesionales; y amante, en fin, de un oficio y un arte al que me siento vinculado por formación y estudio desde hace más de treinta años. No me considero un crítico teatral al uso, no recibo prestación pecuniaria alguna por el tiempo y trabajo que dedico a esta actividad, así que tampoco me veo en la necesidad de menospreciar y descalificar la obra del prójimo (ni de insuflar elogios inmerecidos), aunque en alguna ocasión haya tenido motivos para ello. Sin embargo, por respeto a la …

Del Odín al cielo soñado de Eugenio Barba (en "El árbol")

Imagen
Existe el teatro, el buen teatro, el teatro excelente, incluso sublime... y en otra dimensión, contemplando desde la distancia cuanto sucede a sus pies, se despereza el Odín Teatro, como pudieran hacerlo los moradores de Asgard cada mañana, para asombrar a los hombres con sus prodigios.
Quien no haya visto una representación de este laboratorio teatral que inició su andadura en Noruega, hace más de medio siglo, para instalarse definitivamente en Dinamarca, en 1966, tiene una deuda pendiente con la cultura teatral europea del siglo XX y los inicios del actual. Al Odín Teatro hay que verlo en acción al menos una vez en la vida. Y ese regalo es el que hemos tenido la oportunidad de vivir este sábado en el Teatro de la Abadía, en Madrid, donde, durante unos días, con su fundador y director Eugenio Barba al frente, este grupo internacional formado por miembros de once países, de cuatro continentes, se ha detenido para ofrecernos un nuevo montaje y realizar algunos encuentros y talleres en…

Virginia Woolf, Edward Albee y el privilegio de ver buen teatro en salas pequeñas

Imagen
Hace tiempo que venimos felicitándonos de la fortuna que supone, para los amantes del teatro, vivir hoy en un Madrid donde la actividad escénica prolifera, impulsada no solo desde las instituciones públicas, sino por la iniciativa de apuestas privadas que, con mejores o peores medios, emprenden la honrosa tarea de entregarse al noble cultivo del arte dramático. En nuestro deambular por las salas madrileñas, hemos recalado este fin de semana en Arte&Desmayo, un pequeño y acogedor espacio que, con poco más de cinco años de vida, ha conseguido hacerse un sólido hueco en la cartelera capitalina. En este cómodo e íntimo microteatro, el medio centenar de personas a que puede dar cabida pudo disfrutar anoche con un excelente montaje de¿Quién teme a Virginia Woolf? (1962), la obra más conocida del dramaturgo estadounidense Edward Albee (1928-2016) tras su versión cinematográfica protagonizada en 1966 por Elisabeth Taylor y Richard Burton.
Albee nos ofrece un tipo de historia de fuerte ca…