Roles sexuales, ant(agonía) genérica y amor... en tres canciones


Anoche acudimos a una emblemática sala del circuito independiente madrileño, Cuarta Pared, para contemplar el último trabajo de Patricia Benedicto, una nueva voz de mujer recientemente incorporada a la dramaturgia española contemporánea. Con media docena de obras en su haber, Benedicto ha obtenido ya algunos destacados galardones en su calidad de directora, como el Premio José María Rodero en el XX Certamen Nacional de Directoras de Escena Ciudad de Torrejón y el José Luis Alonso a la Mejor Dirección emergente otorgado por la Asociación de Directores de Escena, por la puesta en escena de uno de sus textos más conocidos: Moscú (3.442 kilómetros)

En esta ocasión, la dramaturga madrileña nos presenta Tres canciones de amor, un trabajo que, partiendo de la relación entre hombres y mujeres, con sus clichés, sus fantasmas, prejuicios, imposiciones y miedos, constituye una reflexión sobre la importancia, sentido, necesidad y significado del amor, desde una perspectiva femenina y feminista.

Construida fragmentariamente, la obra se presenta como un devenir de historias entrelazadas que parten de una situación común: el encuentro de tres parejas en un karaoke, donde cada uno de los personajes protagonistas de este colorido, a veces surrealista, collage de tonos tragicómicos, verterán en las canciones que vayan eligiendo e interpretando en directo sus diferentes estados y formas de sentir o esperar el amor. Estas servirán normalmente de marco secuenciador de la acción, pero también como contrapunto liberador de algunas tensas situaciones cargadas de dramatismo o emotividad, muy marcadas en ciertas escenas, devolviendo a la acción el tono aparentemente ligero y desenfadado con que esta se inicia al comienzo de la pieza.
  
Elena Corral, Laura Lorenzo, Lúa Testa, Eugenio Gómez, Sergio Torres y Carlos Jiménez-Alfaro son los intérpretes (buen trabajo de todos ellos) de esta interesante apuesta teatral con cierto sabor vintage cuya puesta en escena corre a cargo asimismo de Patricia Benedicto, en una producción de La trapecista autómata; compañía creada por esta junto con las actrices Laura Lorenzo y Elena Corral, ambas miembros del reparto de estas Tres canciones de amor que podrán contemplarse y escucharse en la sala Cuarta Pared, de jueves a sábado, hasta el próximo 26 de enero.

José Luis G. Subías

Fotos: Sergio Iglesias
      

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lope de Rueda se reinventa en la lúcida mirada de Alonso de Santos y su "Fiesta de farsantes"

Ramón Gómez de la Serna y la tradición cultural española en versión musical

"Una noche sin luna", con la luna más intensa que nunca, en las manos de Juan Diego Botto