Entradas

"Los pazos de Ulloa", un ejemplo de adaptación y de montaje, convertido en teatro clásico

Imagen
Los pazos de Ulloa (1886) uno de los emblemas literarios de la condesa de  Pardo Bazán y de las creaciones de un naturalismo español que no logró nunca ocultar los resabios de un romanticismo que impregna todo el siglo XIX, ha sido transformado por primera vez en texto teatral de la mano de uno de los creadores más experimentados y versátiles de la dramaturgia española contemporánea, Eduardo Galán .  Coincidiendo con el año en que se homenajea a la escritora gallega, al cumplirse el centenario de su muerte, y un momento en que su figura, erigida en baluarte de un feminismo del que sus logros personales en el ámbito público y privado la convierten en adelantada, Galán ha sabido extraer de esta novela decimonónica su potencialidad escénica, plasmando en su adaptación toda la fuerza dramática del texto y la compleja dimensión ideológica, literaria y humana de Emilia Pardo Bazán , sin caer en la mitificación interesada y reductora del personaje. Fácil hubiera sido enfocar la acción de una

El Cid Gómez cabalga de nuevo en su Abadía

Imagen
"De los sos ojos tan fuertemientre llorando"... ¡Cuánto necesitaba volver a escuchar estas palabras, misteriosas y mágicas para el adolescente que fui, que me enseñaron a amar una lengua a la que he entregado -y me ha dado- toda una vida! Aquel primitivo castellano, lleno de sonoridad, sencillez y distinción, es el protagonista indiscutible, junto con el héroe de nuestra épica, Rodrigo Díaz Vivar, de esta "Juglaría para el siglo XXI" que es Mio Cid , el espectáculo escénico y literario que José Luis Gómez , director y único intérprete del montaje, ha vuelto a presentar estos días en el Teatro de La Abadía . Estrenado en el mismo espacio hace un año, Mio Cid  es un auténtico "mentís" cultural para quienes suelen erigirse en representantes de una palabra, un concepto, que con frecuencia les viene grande. Una verdadera lección, desde la maestría y el conocimiento, de lo que esta realmente significa. Poco le hace falta a José Luis Gómez  -salvo toda una vida d

Estreno de lujo para la nueva temporada de la CNTC: "Antonio y Cleopatra", de William Shakespeare

Imagen
Si no existiera el teatro debería inventarse, y pronto. Realmente hay pocas actividades humanas tan placenteras y edificantes como esta, cuando despliega sobre el escenario todo su potencial. Y esto volvió a suceder el pasado domingo sobre la tablas del  Teatro de la Comedia ,  en el que, desde el 23 de septiembre, se representa Antonio y Cleopatra , una obra maestra más del repertorio shakesperariano que volvió a demostrar por qué las historias creadas para la escena por el poeta inglés, hace más de cuatrocientos años, siguen desplegando la magnificencia del arte dramático en toda su intensidad. Los amores de la famosa reina de Egipto, Cleopatra, y el poderoso militar romano que llegó a gobernar Roma y formó triunvirato junto a Lépido y Octavio, heredero de Julio César, son dramatizados de forma paralela al enfrentamiento sostenido entre Marco Antonio y este último, que asumirá finalmente todo el poder haciendo sucumbir a su rival. Las trágicas consecuencias de la derrota militar de A

Viyuela, un hipócrita digno de verse

Imagen
Tartufo , la celebérrima obra de Molière, tan grata a los escenarios españoles, ha vuelto a la cartelera española; esta vez, de la mano del director y dramaturgo Ernesto Caballero , responsable de esta nueva versión con aire renovado y estética contemporánea, basada en la traducción versificada del Abate Marchena -oportuno rescate de un ilustrado español de hace más de dos siglos- que, desde el mes de septiembre, se representa en el  Teatro Reina Victoria  con notable y merecido éxito. No podía ser de otro modo, dada tanto la fiabilidad del veterano director madrileño como el solvente equipo artístico que ha dado forma a este montaje -desde la simple, pero efectiva, escenografía diseñada por Beatriz San Juan , al vestuario de Paloma de Alba o la iluminación de Paco Ariza - y un elenco de lujo encabezado por un Pepe Viyuela en su habitual estado de gracia sobre la escena. Viyuela es uno de los más grandes actores de este país, y su registro, marcado por una gestualidad expresionista

La sala Margarita Xirgu, del Español, inicia temporada con un nuevo tirón de orejas al espectador aún no converso

Imagen
  Despierta , ese es el título con que la sala Margarita Xirgu, del  Teatro Español , inaugura su nueva temporada. Y vuelve a hacerlo con un texto en la línea de otras producciones anteriores que marcan el tono de un tipo de teatro bastante extendido -casi nos atreveríamos a decir, mayoritario- en la sociedad española de las últimas décadas; un teatro que tiende a lo panfletario y que suele confundir las tablas con un púlpito destinado a predicar y compartir con sus feligreses -en su mayoría fieles acólitos- la nueva doctrina, o evangelizar a los no convencidos o abiertamente refractarios a ciertas afirmaciones e ideas lanzadas con entera libertad -como no podía ser menos- desde el acogimiento a sagrado que ofrece el escenario. Si esto se presenta, además, con el envoltorio de la autoficción, recurso artístico genuino del culto al yo de un tiempo -el nuestro- que se desgañita, paradójicamente, por mostrar su rostro más social y comprometido con el otro -perdón, la otra-, el resultado e

Edipo sube a las tablas del Teatro Español, de la mano de Paco Becerra y Luis Luque

Imagen
Mucho habíamos oído hablar de este Edipo , que parece haber despertado sentimientos encontrados -más bien, desencontrados- desde su estreno el pasado mes de agosto en el Festival de Mérida. Pondremos las cartas sobre la mesa, desde el primer párrafo, para afirmar que esta versión del mito, reescrita por Paco Becerra y dirigida por Luis Luque , nos ha parecido a la altura de lo que puede y debe exigirse a un trabajo de la más alta calidad escénica. Edipo (A través de las llamas)  es un montaje de un enorme atractivo visual, en el que la luminotecnia (diseñada por Juan Gómez-Cornejo ) y la videoescena (a cargo de Bruno Praena ) consiguen crear una permanente atmósfera de ensoñación irreal y atemporal, con aire futurista, acorde con el vestuario diseñado por Almudena Rodríguez Huertas y el estilizado diseño escenográfico creado por Monica Boromello , a partir de un espacio vacío, intensamente azulado, que tiene como único punto de fuga -inteligentemente empleado como guía visual de la ac

"Cabezas de cartel", cuando la metateatralidad y la autoficción son algo más que teatro

Imagen
Sala de Teatro Lagrada , Madrid. Acudimos al encuentro de un nuevo montaje, estrenado hace un año en la Feria de Teatro de Castilla y León-Ciudad Rodrigo por una compañía abulense de la que aún no teníamos noticia -hay tantas por los creativos rincones donde se cultiva y prolifera la entusiasta farándula española-, cuyo singular nombre,  Perigallo , de resonancias murcianas, recuerda al de otras aventuras escénicas de respetada trayectoria en nuestra reciente historia teatral. Con el título de Cabezas de cartel , Celia Nadal y Javier Manzanera, autores e intérpretes de esta interesantísima, compleja y comprometida pieza que rebosa teatro -en el mejor y más completo sentido de la palabra- por todos sus poros, presentan un proyecto teatral de una muy elevada calidad, tanto en lo que respecta al texto -escrito por dos conocedores del oficio, con un dominio absoluto de los recursos escénicos y de la palabra- como a la dirección (a cargo de Luis Felpeto ) y el trabajo actoral. Estos tres pi