Entradas

El enredo libidinoso de la comedia plautina se abre paso en el teatro romano de Mérida con "Mercado de amores"

Imagen
No puede entenderse el teatro sin la comedia, ese género dionisíaco sin el cual la tragedia habría languidecido de soledad... y aburrimiento. Nada más profundo y liberador que la risa, en su capacidad para minimizar los grandes -y pequeños- problemas del hombre , mostrándole unas debilidades compartidas por todos cuantos nos movemos y arrastramos por el antiheroico registro de la realidad cotidiana. Ya lo adivinaron los griegos, que sentaron las bases de unas estructuras y planteamientos escénicos que se mantendrían durante siglos; y los romanos, habituados al cultivo de una visión práctica de la vida, volcaron en los hallazgos de aquellos un prosaísmo vital al que Plauto , entre los siglos III y II antes de Cristo, dio su definitiva y más característica forma. Como ya hiciera entonces el más importante comediógrafo de la antigua Roma respecto a la comedia griega, su predecesora, cuyos argumentos, temas y personajes le sirvieron de inspiración, adaptando textos anteriores al gusto roma

"Una noche sin luna", con la luna más intensa que nunca, en las manos de Juan Diego Botto

Imagen
Lorca... de nuevo Lorca... pero una rememoración del poeta convertido en hombre real, más allá del mito acartonado, y a un tiempo -por su misma humanidad- mártir mesiánico, como nunca antes habíamos visto sobre un escenario. Permítanme asegurar que nada de cuanto hayan visto hasta este momento en torno al probablemente más homenajeado y representado de nuestros dramaturgos y artistas en los últimos años se parecerá al espectáculo que Juan Diego Botto ha creado a partir de la vida y la muerte del poeta de Fuente Vaqueros. Una noche sin luna , estamos convencidos, pasará a la historia del teatro español como una de las obras más originales, emotivas e inteligentes inspiradas en la figura de  García Lorca ; y el montaje dirigido por Sergio Peris-Mencheta ,   que desde el 17 de junio ha estado representándose en el  Teatro Español , quedará en el recuerdo -y esperamos que en los muchos premios de los que este es merecedor- como uno de los grandes espectáculos escénicos de una difícil temp

Don Pablos, un buscón quevedesco superviviente en la corte, de la mano de José Luis Esteban

Imagen
Ayer completamos nuestro encuentro con el Siglo de Oro, en esta nueva edición de la Fiesta Corral Cervantes , de la mano de  Teatro del Temple . Esta vez con uno de sus títulos de referencia: El buscón , versión teatralizada de la célebre novela de Quevedo , estrenada por primera vez en 2007. Mucho ha rodado este espectáculo protagonizado por José Luis Esteban , autor, junto con Ramón Barea , director del montaje, de la adaptación dramática del texto; y, a juzgar por su incansable recorrido por esos caminos de Dios, aún le queda mucho resuello al peregrino don Pablos, buscador de una fortuna que su apicarada y germanesca vida se obstina en negarle. Tanto es así que ahora hemos de verle por los tablados tratando subsistir, recreando ante los auditorios que le escuchan en las soleadas plazas de los poblachos, y algunas villa de mayor enjundia, la justificación -innecesaria, pero obligada siempre, para un pícaro- de una existencia iniciada por Quevedo hace cuatrocientos años, que este sup

Teatro del Temple nos recuerda, con humor, que el espíritu de don Quijote aún sigue vivo para quienes lo busquen

Imagen
Don Quijote cabalga de nuevo -en realidad nunca dejó de cabalgar- entre quienes alientan el deseo de su existencia y alimentan, proyectado en aquel, el alto impuso de sus más nobles anhelos. Todos somos en realidad, don Quijote, o podemos serlo, si decidimos recuperar su ilusión  y seguir sus pasos, uniéndonos para darle vida. Ese es el mensaje último que trasciende en  Don Quijote somos todos , una propuesta teatral de  Teatro del Temple  que ayer pudimos disfrutar en Madrid, en el marco de la  Fiesta Corral Cervantes , que celebra este año su quinta edición.  Tomando como base el texto cervantino, José Luis Esteban ha escrito una obra enteramente original, que incorpora conocidos pasajes de El Quijote  a una historia protagonizada, siglos después, por las gentes comunes del lugar imaginario de su nacimiento, tan insignificante en el mapa que Cervantes no quiso siquiera acordarse de su nombre. El alcalde de este humilde municipio, de un puñado de habitantes, trata de insuflarle vida

"Ronejo", descarada, gamberra e inteligente propuesta teatral de la mano de seXpeare

Imagen
Descarada, gamberra y muy inteligente propuesta teatral de un grupo de artistas que conoce muy bien el teatro y el lenguaje escénico en el más amplio sentido el término, pero no solo la escena, sino el mundo del cómic, el cine y un amplio universo visual que nos remite a los movimientos  underground del siglo pasado y a unos códigos -lingüísticos, gestuales, musicales, estéticos- singularmente bien conocidos por quienes fuimos jóvenes en los ochenta, es lo que nos ofrece Ronejo , una distopía del presente con sabor a tiempo pasado, escrita por Rulo Pardo y dirigida por seXpeare , que ha estado representándose, desde el pasado 17 de junio, en el Teatro de La Abadía   de Madrid. Todo cuanto sucede en este montaje está marcado por el sello de una permanente originalidad y frescura , que resuena en todo momento a algo ya conocido, a recursos añejos que, sin embargo, en la peculiar reutilización sexpeariana que se hace de ellos, adquieren nuevos sentidos y expresividad. Incluso el tema pl

Por un beso... ¡Yo no sé qué te diera por un beso!

Imagen
Dos vidas anónimas, dos desconocidas almas pasajeras, transeúntes de un camino circular que conduce a ninguna parte, o a la parte donde confluye todo, se encuentran en el largo recorrido de un extenso parque alejado de la ciudad, salpicado por solitarios bancos que esperan acoger a cualquier paseante tan solitario como sus eventuales hospedadores. Ella, una mujer madura, de clase media alta, interpretada magistralmente por Isabel Ordaz , que se dirige con temor a una cita con un destino del que preferiría huir; y él, un desconcertante y atrevido viandante al que da vida  Santiago Molero , convertido en un actor de vuelos vencidos y sueños truncados -pero soñador al fin-, que "invade" el espacio de esta, para adentrarse, en apenas una horas, en su vida, convirtiéndose en un fiel acompañante y confidente de sus mutuas soledades, deseos, frustraciones, temores y fracasos.   El ansia de vivir y de amar -bajo la atenta mirada de la muerte- se impone en El beso ,   esta tragicomedi

"Dime que todo está bien" y te veo en el teatro

Imagen
La semana pasada se presentó en Sala Lola Membrives del Teatro Lara  Dime que todo está bien , la ópera prima de  Marcos Fernández Alonso , autor de otras piezas semejantes, como Papá y el resto , Off  o  Un peral entra por la ventana , en las que el dramaturgo y director cofundador de Nueve Norte, en cuya sala fue estrenada ya esta obra en el verano de 2020, bajo su producción, ofrece una mirada íntima, sincera y desenfadada al entorno más cercano de nuestra realidad, con la pretensión de hacerle sentir al espectador comprendido y partícipe de una vida -de unas vidas- en buena medida compartida por todos, y ofrecerle el mensaje esperanzado -como el título de la obra que hoy nos ocupa- de que  todo está bien . Dime que todo está bien , una comedia escrita, en palabras del autor, "con la maravillosa inocencia y la mágica luz de los veinte años",  cumple con éxito esta función. En las ocho secuencias o escenas en que se divide la pieza observamos las esperanzas, dudas e insegu