Entradas

Pablo Messiez sorprende y deslumbra con "La voluntad de creer", una artística tragicomedia negra en torno a la fe

Imagen
¿Qué tendrá la fe frente a la razón? ¿Acaso son dos fuerzas irreconciliables? ¿Por qué la razón y la realidad se tornan insuficientes para explicar o dar sentido a cuanto nos rodea y no comprendemos, a nuestra propia existencia y, en definitiva, al trágico acontecimiento que determina nuestra vida, la paradójica inevitabilidad de la muerte?  Es un alivio intelectual y espiritual sentir sobre un escenario la pulsión del misterio y la duda ; y hacerlo desde el distanciamiento humorístico de quien se sabe lo bastante insignificante y fugaz como para no tomarse excesivamente en serio, y tan grande como para permitírselo, sabiéndose por encima de todo y de nada, desde el instante mismo en que se acepta la imposibilidad del dominio sobre el tiempo y la propia existencia. Ser y no saber nada... y ser sin rumbo cierto... Esa angustia existencial que ha marcado al hombre posromántico y fue convertida en expresión artística por nuestros viejos poetas finiseculares (tan contemporáneos...), que no

Una vida por descubrir "Más acá de los romances"

Imagen
España y su tradición popular, conservada en el bello marco literario de los romances, es la protagonista de este sugerente mosaico de retazos escénicos hilvanados con sentido, sensibilidad, conocimiento de la materia tratada y amor por lo que esta representa, por Antonio Castillo Algarra ; artífice del ingenioso retablo biográfico en torno a la figura de Ramón Menéndez Pidal y su mundo, sobre el que se construye  Más acá de los romances , ambicioso espectáculo de alto contenido -y mensaje- cultural, y no poco afán didáctico, que ayer pudimos disfrutar en el coqueto y recogido Real Coliseo Carlos III , en San Lorenzo de El Escorial.  Manteniendo el singular estilo que caracteriza su visión y apuesta por el teatro, Castillo Algarra, junto con su imprescindible colaborador Ignacio Rodulfo Hazen , director musical de un proyecto en el que la danza y el canto ocupan un papel prioritario, a los que acompaña como directora coreográfica y co-directora escénica Gala Vivancos , nos adentra en e

El salto al vacío de una lluvia de ángeles tras la esperanza

Imagen
Ayer nos acercamos de nuevo a  La Encina Teatro , una de esas heroicas salas madrileñas, de a pie, que siguen manteniendo vivo el espíritu de un teatro minoritario y alternativo, humilde, desde la marginalidad que otorga la independencia, para asistir al estreno de una pieza que no debería pasar desapercibida. Nos referimos a Lluvia de ángeles , un texto del dramaturgo argentino Santiago Serrano que nos causó una magnífica impresión.      Enmarcada en la tradición del teatro del absurdo, la obra de Serrano, -escrita en 2001, según pudimos averiguar en el muy interesante coloquio que siguió a la representación- parte de una situación ilógica en un ambiente reconocible y muy real, incluso costumbrista , en el que dos personajes femeninos, tan reconocibles y reales como la plaza donde se encuentran y los edificios -tan imaginarios como esta- que los rodean, mantienen una conversación absolutamente razonable, cuya incoherencia nace tan solo de lo absurdo de la situación misma. La acción s

"Adictos" a Lola Herrera. Más allá del teatro y, por encima de todo, teatro.

Imagen
Ver a Lola Herrera sobre un escenario, escuchar el maduro timbre de una voz nacida para envolver, acariciar la escena, y hacer vivas las palabras que la escritura engendró, con una dicción perfecta, es un verdadero lujo. Los amantes del teatro debemos dar gracias de tener la oportunidad de volver a ver a esta actriz de raza sobre las tablas, el espacio natural para quien nada en ellas con una elegancia y una grandeza difícilmente alcanzables en esta profesión. Ayer, en el ambiente festivo del que se visten las grandes ocasiones, acudimos al  Teatro Reina Victoria  para presenciar Adictos , la nueva apuesta del grupo Pentación , dirigido por Jesús Cimarro. Quien les habla, confeso adicto al teatro, no puede sino confesar su adicción a una Lola Herrera cuyo nombre es sinónimo de este. Alma mater de una de esas grandes familias de actores con que cuenta y ha contado nuestro país desde hace siglos, su apellido, ligado a otro no menos importante, Dicenta, forma ya parte de una historia te

Hemingway, enviado especial a una guerra con textos por escribir, al precio de un dólar por palabra

Imagen
Ayer domingo nos adentramos en el corazón de Madrid para asistir, en el Teatro del Barrio , al estreno de un texto que nos acerca aún más a esta ciudad a través del relato autobiográfico de quien la sintió en la piel y la sangre, desde la habitación 109 del Hotel Florida, en Callao, durante la guerra civil. Hemingway. Enviado especial es un monólogo teatral creado por Mario Hernández a partir de las crónicas del escritor y premio Nobel estadounidense Ernest Hemingway , que recrea los últimos días de vida del autor, cuya memoria, estimulada por la engañosa compañía del alcohol y la neblinosa luz de un incombustible cigarro, nos traslada a algunas de sus experiencias como hombre y escritor, con el prioritario telón de fondo de una guerra que, por encima de todo, fue para él una fiesta de textos por escribir, al precio de un dólar por palabra. Dirigida con acierto por el propio Mario Hernández, la obra, sobria en recursos escenográficos, en consonancia con su género, cede todo el peso de

"Los días ajenos de Bob", una lección de vida desde el escenario, plena de humor dramático y literatura

Imagen
Con el nuevo curso (escolar, político, vital...), La última bambalina inicia también nueva temporada; y lo hace asistiendo a un espectáculo al que nos cuesta clasificar en género teatral alguno. Si acaso, podría tratarse de un forma de bululú contemporáneo, más habitual hoy de lo que nos gustaría, aunque explicable en virtud de exigencias pragmáticas que poco tienen que ver con la libre imaginación creativa. Sin embargo, tampoco llega a serlo, pues el actor que aparece en escena no interpreta otro personaje que a sí mismo; edulcorado si se quiere, fantaseado, metamorfoseado en un yo literario que, como todo ente de ficción, es más real que quien lo sostiene; pero, sea como sea, Bob Pop , el otro yo de Roberto Enríquez, más conocido por el gran público gracias a sus apariciones televisivas junto a Andreu Buenafuente, es el protagonista y el centro de atención del relato autobiográfico (¿autoficcionado?) que Bop Pop comparte con el público, desde un sillón, durante dos horas. Hazaña más

Intriga y tensión psicológica en "Palabras encadenadas", un texto de Jordi Galceran donde nada es lo que parece

Imagen
Palabras encadenadas , el primer gran éxito de  Jordi Galceran , estrenado en 1995, y que lo catapultó a los primeros puestos de la vida escénica española a finales del siglo pasado, junto con  Dakota , ha sido también la pieza más representada del dramaturgo barcelonés en las dos últimas décadas. En ella se perfilaba ya con nitidez ese peculiar estilo de un autor que quizá represente como pocos, en la dramaturgia española, un tipo de teatro cuyos argumentos, temas, personajes y diálogos, incluso la propia concepción del espacio y del "relato" escénico, así como el empleo del clímax y de la tensión dramática, lo emparentan directamente con el lenguaje fílmico; y, dentro de este, con el ámbito del thriller .  En este sentido, Galcerán es nuestro Mamet; si bien su dramaturgia se adentra aún más en lo truculento de la mente y tiende a jugar -mejor que nadie- con el comportamiento de unos individuos de conducta patológica cuyos resultados, motivaciones y acciones son imprevisibl